El primer año de la Nintendo Switch



Se cumple 1 año desde que la consola Nintendo Switch salió al mercado de manera mundial con el lema “Cuando quieras, donde quieras, como quieras”, palabras que expresaban toda la mecánica de la consola, jugar en la televisión o en la pantalla de la consola, en tu casa o en el exterior, de camino al colegio o al trabajo, las modalidades habían cambiado, Nintendo lo había hecho de nuevo, se aventuró en un cambio de su hardware, regresando a los cartuchos que recordamos en el NES, un control principal que separados para una experiencia multijugador se nos asimila al control del SNES, juegos de sus personajes más famosos, Mario y Link, tuvieron un impacto tan grande como lo fue con la N64 y los juegos que le siguen van por el mismo camino, cuenta con una potencia para ser también una portátil que nos recuerda al GameCube, está marcando una diferencia entre las consolas de videojuegos más allá de la potencia como lo hizo Wii y terminará el trabajo que dejo WiiU, tal parece ser que las consolas anteriores a Switch le dejaron un legado y es su deber continuar. No se olvida mencionar a la VirtualBoy, pero considero que estas ideas evolucionaron en lo que se mostró de Nintendo Labo aparte de los proyectos sin anunciar y toda el alma de las consolas portátiles de Nintendo parece que alcanzaron su punto máximo con Switch. De ésta forma, todo esto y más es la nueva consola de Nintendo.

Los juegos de salida de la propia Nintendo pudieron ser pocos, lo cual impulso las ventas de juegos de terceras compañías en la consola pero también los cambios en sus políticas con los Indies hicieron traer más juegos de estos y sus ventas van por buen camino, al igual de la preocupación de traer juegos como Doom o similares o incluso prestar al personaje de Mario y toda su plantilla para un juego de la mano de Ubisoft, de una forma u otra las desarrolladoras han tenido una buena experiencia en Switch y los más de 390 juegos hablan mucho de esto, también podemos ver a una Nintendo diferente de lo que era en otras generaciones.

Los nuevos controles Joycon, tienen un papel importante, y no me estoy refiriendo precisamente al motor de retroalimentación háptica conocido como "vibración HD", acelerómetro, giroscopio, el sensor de profundidad infrarroja o lector NFC que contiene el Joycon derecho, sino a la función de poder ser dos, una particularidad que nos hace bien al bolsillo, si tomamos en cuenta que los precios en México son muy elevados que los que se ofrecen en Estados Unidos. Esta característica tiene la opción de poder compartir la experiencia de Nintendo Switch, en donde sea y cuando sea, que de alguna forma ya era incitar a conseguirse una consola propia, aparte el tener los controles separados permite poner los brazos como uno quiera, aparte siempre esta la opción de poder adquirir un control Pro.
La portabilidad de la consola es una característica muy útil para aquellos que viajan mucho y tienen tiempo libre para una partida, ya no es necesario llevarse todos los cables para la conexión a una pantalla, tan solo basta con el cargador y el tamaño es el adecuado para el equipaje lo mismo ocurre con los cartuchos, las cajas tienen el mismo tamaño de la consola y los cartuchos son pequeños tanto que ya existen desde su salida fundas para llevarlas a donde uno desee.

Todo lo anterior y más es la consola de Nintendo, ha pasado un año y aún estamos a la espera de que le incluyan nuevas funciones como el poder ver Netflix o Youtube, de que salga el modo online en septiembre, de que anuncien juegos de sus franquicias olvidadas, que anuncien proyectos o periféricos nuevos para la consola, de un Direct que nos haga sentir entusiasmados como solo lo hace Nintendo. La comunidad nintendera no se había sentido así desde hace mucho.

Y como siempre termino con una pregunta ¿Cómo fue tu experiencia con Nintendo Switch?, yo puedo decir que ha sido lo mejor que Nintendo me ha ofrecido, que el poder tomar capturas y compartirlas me hizo abrir una cuenta de Twitter y que mi colección de Amiibos comenzó con Breath of The Wild, pero que desafortunadamente en México, al no respetar los precios se convierte todo en algo caro.